Aplicar insulina, perder el miedo y ganar confianza

Enlace Patrocinado

De las diferentes formas de aplicar insulina, la que presenta más dudas es la inyección subcutánea. Pero los pacientes diabéticos tienen que hacerse a la idea de que deberán perderle el miedo a los pinchazos y hacerse amigos de las jeringas porque contarán con ellas cada vez que necesiten aplicar una dosis de insulina.

La inyección para aplicar insulina por lo general es subcutánea, es decir en la capa que se ubica justo en medio del músculo y la epidermis (que es la piel). Pero existen diferentes áreas del cuerpo y técnicas que se pueden realizar para que el aplicar insulina sea menos doloroso y más beneficioso.

No se puede aplicar insulina inyectada en cualquier parte del cuerpo. Se recomienda siempre hacerlo en zonas como

• La cara externa de los brazos, donde generalmente nos aplican todas las inyecciones.
• Casi toda la pierna, exceptuando las caras interiores y las zonas más cercanas a la pelvis y la cola.
• El abdomen pero nunca cerca del ombligo.

Es importante que el paciente que deba aplicar la inyección de insulina recuerde donde se la inyectó antes y no repetir el lugar ya que puede lastimar la piel o el músculo, pero puede elegir otro sector del mismo lugar del cuerpo si lo desea.

Para que el aplicar insulina sea más efectivo, es siempre recomendable lavarse las manos antes de aplicar la inyección y masajear la zona a inyectar.

También es importante saber que la insulina aplicada se absorberá más rápido si el paciente realiza ejercicio físico con la parte del cuerpo donde fue inyectado, por lo que se recomienda consultar con el médico particular si puede, por ejemplo levantar pesas luego de aplicar insulina en su brazo.

Como dijimos al principio, aplicar insulina con una inyección subcutánea es la mejor forma de hacerlo. Para saber si estamos inyectando en la zona correcta lo que se aconseja es pellizcar por lo menos 2 cm de piel e introducir la aguja sosteniendo el pellizco durante el tiempo que tarde en aplicar toda la insulina, luego suelte el pellizco y retire la aguja.

Para evitar este problema del pellizco, afortunadamente existen agujas de 5 mm que tienen el tamaño justo para no llegar a tocar el musculo al aplicar la insulina. Pero si no las consigue puede utilizar este método.

Nunca se quede con una duda, consulte con el médico, la enfermera o incluso el farmacéutico si tiene alguna duda sobre cómo aplicar la insulina con una inyección subcutánea.

Comments

  1. gracias por ésta información útil y necesaria.

Speak Your Mind

*

Comments links could be nofollow free.