Cáncer de cuello uterino síntomas

Enlace Patrocinado

Los síntomas del cáncer uterino no son perceptibles por la mujer al comienzo de su desarrollo, por ello siempre se recomienda que la mujer se realice los chequeos médicos ginecológicos todos los años a partir del comienzo de su vida sexual, ya que con un examen simple como es el Papanicolao puede ser detectado con un buen pronóstico al ser diagnosticado de forma temprana.
Sin embargo una vez desarrollado la mujer puede comenzar a percibir sangrados anormales, es decir fuera de sus períodos menstruales, entre éstos o después de haber tenido relaciones sexuales.
Es decir que ante un sangrado vaginal fuera de lo normal, si advierte un sangrado después de las relaciones, si siente dolor en la pelvis, si su flujo vaginal ha cambiado de color y de textura debe hacer una consulta con su médico ginecólogo.
Tras esta consulta se deben descartar otras dolencias que comparten los mismos síntomas, pero para diagnosticar un cáncer de cuelo de útero el médico indicará exámenes puntuales como el Papanicolao, para el cual se introduce un espéculo en la vagina a fin de extraer células de la vagina y de la superficie del cuello uterino, luego estas células se analizan en un microscopio, lo cual determinará si son células anormales.

También va a indicar en conjunto una colposcopía, en cuyo caso se utiliza un colposcopio a fin de extraer muestras del cuello del útero y luego también se analizan en el laboratorio con un microscopio, lo cual determinará si se desarrolló la enfermedad.
Dado que el virus de papiloma humano puede relacionarse con esta enfermedad, el médico puede solicitar una prueba del virus del papiloma humano a fin de poder determinar si existe infección por VPH. También se extraen muestras de las células del cuello del útero cuando el resultado del Papanicolao dio células anormales.
También el médico puede solicitar una biopsia extrayendo células anormales y luego de cortarlas en el laboratorio se analizan en el microscopio. Si se trata de una pequeña extracción del tejido uterino puede realizarse en el consultorio, pero si se necesita una porción mayor del tejido cervical es necesario que la biopsia sea realizada en el hospital.
El examen pélvico consta del análisis del recto, los ovarios, las Trompas de Falopio, el útero y el cuello del tero. Para este examen el médico introducirá su dedo dentro de la vagina, previo a colocarse guantes lubricados mientras que con la otra mano palpará la forma y el tamaño presionando sobre los ovarios y el útero.
Vale aclarar que todos estos exámenes tan necesarios para su detección temprana son totalmente indoloros. Ni siquiera la introducción del espéculo o la introducción de uno o dedos del médico a través de la vagina causan dolor ya que previamente se lubrican con vaselina. Por ello no temas en realizártelos ante el menor síntoma.
Del mismo modo se realiza el examen en el recto a fin de conocer los órganos genitales comprometidos después e haber presentado la mujer síntomas compatibles con el cáncer de cuello uterino.

Speak Your Mind

*

Comments links could be nofollow free.