El infarto cerebral causas

Enlace Patrocinado

Al hablar de un infarto cerebral y sus causas estamos hablando de un ataque cerebral o ictus o accidente cerebrovascular o un ACV, cualquiera de estos nombres son correctos. Asimismo podemos decir que puede ser un infarto cerebral isquémico o hemorrágico, en cuyo caso se trataría de un accidente cerebrovascular hemorrágico.
Es necesario hacer esta diferenciación porque el primero se debe a un coágulo de sangre que bloqueó el flujo de sangre de un vaso sanguíneo y a su vez puede ser trombótico o embólico. En el isquémico al bloquearse la arteria se impide el flujo sanguíneo y en consecuencia también se inhibirá el paso de oxígeno al cerebro. Por ello causa la muerte de las células cerebrales (las neuronas)
El primero (trombótico) sucede cuando en una arteria estrecha se forma un coágulo de sangre impidiendo de este modo la circulación de la sangre, entonces dará como resultado un accidente cerebrovascular trombótico.
Cuando desde un vaso sanguíneo se desprende un coágulo y llega al cerebro se produce un infarto cerebral embólico o embolia cerebral.
Ahora bien, definidos los distintos tipos, en el caso de un infarto cerebral isquémico, sus causas son determinadas por las paredes de las arterias bloqueadas por distintas sustancias como grasa o colesterol.
La causa del infarto cerebral hemorrágico tiene que ver con el debilitamiento de un vaso sanguíneo. Al romperse, la sangre llegará al cerebro provocando un derrame.

Causas o factores de riesgo para tener en cuenta son la edad superior a los 55 años, la raza negra, una fibrilación auricular (cuando un coágulo se desprende del corazón, provocando una embolia), un nivel de colesterol alto, diabetes, mala circulación sanguínea, exceso de ingesta de alcohol, sobrepeso, una mala alimentación con comida rica en sal o grasa, la ingesta de píldoras anticonceptivas, tabaquismo, consumo de drogas complejas, malformación de las válvulas cardíacas, antecedentes familiares que han padecido la misma enfermedad, alteraciones en la coagulación de la sangre, arteriosclerosis, hipertensión arterial (causa de una hemorragia cerebral), enfermedades del corazón, el sedentarismo y una vasculitis.
A pesar de que se presenta con frecuencia en personas de edad avanzada, hoy en día los adultos jóvenes se encuentran proclives a padecerla, en cuyo caso puede ser a causa de golpes o traumatismos que provocaron una disección arterial o lesiones en el corazón que no fueron advertidas.
Asimismo las mujeres pueden sufrirlo como causa del embarazo o después del parto por problemas que se relacionan con él.
El ejercicio físico intenso o el deporte no se relacionan con esta enfermedad neurológica, que no comparte similitud con la enfermedad de Huntington, no se relaciona salvo que como consecuencia del ejercicio físico de alto impacto o extremo o un deporte de contacto físico como el boxeo o el kick boxing, son deportes de combate o el fútbol americano (no es un deporte de combate pero sí de contacto físico) los cuales por lo general van a derivar en golpes, salvo otros deportes de contacto que desarrollan el entrenamiento mental y espiritual (no son de combate) y en consecuencia un traumatismo no puede ser la causa del infarto cerebral.

Speak Your Mind

*

Comments links could be nofollow free.