Lunares malignos, cómo reconocerlos

Enlace Patrocinado

Los lunares son producidos por las células que producen pigmentos de la piel, los melanocitos.

Por lo general no son más que coloraciones de la piel que pueden tener diferentes formas, texturas, colores y tamaños pero suele suceder que algunos lunares son llamados malignos por ser semejantes al cáncer de piel, y si bien no todos los lunares considerados malignos son cáncer de piel, los melanomas malignos comienzan como lunares.

Cuando una persona consulta porque presenta un lunar maligno o sospecha que lo sea, se procede a extirparlo para luego observarlo en el microscopio para dar un diagnóstico. En el caso de que se determine que era un lunar maligno, es decir canceroso, corresponde extirpar la piel de alrededor.

Los lunares malignos se diferencian de los otros porque presentan diferentes síntomas como crecer con bordes irregulares, volverse más oscuros o moteados, inflamación, picor, úlcera o sangrado.

Las personas que tienen muchos lunares deben prestar atención ya que si alguno de sus familiares tuvo lunares malignos es más propensa a desarrollarlos. Pero los lunares malignos no se heredan, lo que se hereda es el tipo de piel que hace a la persona propensa a padecerlos.

Los lunares en los que crecen bellos o los que son abultados no son necesariamente lunares malignos, aunque pueden ser motivo de consulta médica por ser antiestéticos o dolorosos según el lugar del cuerpo donde se encuentren.

Siempre que exista la duda sobre si algún lunar es o no maligno hay que consultar con un dermatólogo que sabrá bien cómo actuar ante la situación y explicará todo lo necesario.

Para evitar problemas mayores, lo recomendable es revisarse los lunares del cuerpo por lo menos cada 6 meses.

Al realizar el análisis hay ciertos puntos que deben ser tenidos en cuenta: la asimetría, al mirar ambos lados del lunar no son iguales. Los bordes, el borde no está bien definido y cuesta continuarlo con la vista o es definido pero irregular, con forma parecida a la de una nube; el color también debe ser tenido en cuenta para saber si es o no un lunar maligno cuando presenta más de un color por último el diámetro del lunar que es mayor a 6 milímetros o creció de tamaño en comparación con el análisis anterior.

Speak Your Mind

*

Comments links could be nofollow free.